P.A.S.O: La gente eligió la indiferencia

A diez días de la elecciones primarias en nuestro país hay una hecho indisimulable que involucra a la totalidad de la política y es la aguda indiferencia de la gente. Al ciudadano común que intenta sobrevivir de la mejor manera esta pandemia, que sufrió el aislamiento obligatorio y excesivo y que sufre el deterioro de su economía, poco o nada le importan las propuestas de los candidatos y no es difícil entenderlo.

A esta altura ya son muy pocos los que realmente creen que el accionar de los políticos les va a mejorar la vida, les va a dar un resquicio de esperanza, les va a cambiar algo. Y esa creencia es tan profunda que ni la avalancha de frases publicitarias o de avisos en los medios masivos de comunicación o la cercanía del candidato al que ven a su lado por la calle lo hacen cambiar.

La realidad es que la clase política argentina en su conjunto fracasó, casi treinta y ocho años desde la vuelta a la democracia nos han dejado, gracias a esta lamentable sucesión de políticos mediocres y embusteros, un gusto amargo en la boca , un lamentable vacío, de tristeza, de desidia.

Hemos visto a la mayoría de los candidatos nacionales recorrer alguna parte de Merlo, visitas , rápidas, rodeados de militantes, pasadas por lo de algún comerciante amigo, caminatas sonrientes, saludos para todo el mundo y algunas selfies. Pero el denominador común ha sido la indiferencia, han pasado por al lado del vecino de Merlo y en muchos casos estos ni siquiera se han dado vuelta para prestarles atención, es necesario preguntarse por qué.

Es que las palabras ya no alcanzan, ni las sonrisas ni los gestos simpáticos, cuando la mentira es tan repetida, cuando la realidad es tan clara, cuando el futuro es tan incierto, cuando los ejemplos no existen, entonces: esperar qué. Los publicistas se rompen la cabeza tratando de ver como entrarle a la gente con el mensaje y les surgen ideas creativas, pero el mensaje sigue estando vacío.

Y entonces…

Compartí aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *