Oscar «Coto» Ramírez: La necesidad de la gente nunca espera

Oscar Ramírez es político reconocido de nuestro distrito, integra el Frente Renovador, es concejal, actualmente de licencia, pero más allá de eso es un militante social.  Hombre perfil bajo, familiero  y de gustos sencillos. Criado en la pobreza, supo salir adelante y logró que sus hijos no  pasaran por la necesidades q1ue él paso durante su niñez.  Actualmente cursa el segundo años de la carrera de abogacía  y sigue caminando los barrios como siempre hizo., tratando  de ayudar a los  tienen  necesidades Para conocer su trabajo y sus opiniones lo visitamos, y esto nos dijo.

«Con los distintos grupos de trabajo  del Frente Renovador venimos realizando desde hace mucho tiempo  un trabajo estratégico y  planificando para poder  asistir de manera urgente las necesidades básicas de la gente.

Sabemos la durísima realidad que esta atravesando la gente en Merlo y cotidianamente nos encontramos con situaciones muy difíciles, porque  a pesar de los planes y de todo lo que  hacen las autoridades para resolver este problema;  así y todo no alcanza.

Nosotros tenemos colaboradores que vienen ayudándonos permanentemente y recibimos alimentos para distribuir  en los barrios . Junto a la gente de mi equipo abastecemos a cuatro comedores fijos, alrededor de 200 chicos  uno en Libertad dos en Ferrari y uno en Mariano Acosta y  estamos todos los días trabajando para que esos chicos puedan tener un plato de comida. A esto hay que agregarle los pedidos de ayuda alimentaria que recibimos y a los que siempre intentamos darles alguna respuesta.

Vengo de una familia de catorce hermanos, mi papa era cosechero «golondrína» y nos llevaba de acá para allá por todo el interior adonde hubiese trabajo cuando había y sabemos lo que es el hambre, mi hijos , tengo seis, por suerte nunca lo sufrieron; pero yo sí.

Una vez escuche a una chica contar que  en su casa los mandaban  a dormir a las seis de la tarde para saltear una comida, y ella no se dormía, porque  es imposible que te puedas dormir si tenes hambre  El hambre es como el dolor de muelas, te hace llorar.

Por eso yo hago lo que hago, porque pude salir de esa situación y  quiero ayudarlos en lo que pueda. Me alegra  formar parte de un equipo de gente con tanta sensibilidad social. Hoy dos de mis hijos me acompañan en esta tarea ; nosotros sabemos de verdad cuales son las necesidades de los más humildes.

Al día de hoy la política no me dio plata, al contrario más de una vez tuve que poner de mi  bolsillo, A los que vienen a hacer política para salvarse yo les aconsejo que no lo hagan porque si realmente tenes un compromiso con la gente, no te va a sobrar nada y puede que incluso hasta te falte.

El año pasado en plena pandemia hicimos muchísimas ollas populares en distintos barrios, nunca dejamos de caminar, y hoy a partir de las nuevas medidas del gobierno nacional nos estamos organizando para cumplir las restricciones pero sin dejar de atender a esta gente porque  la  necesidad de la gente no espera.

Es doloroso  enfrentarte con la realidad porque  la gente no solo necesita comida, también remedios  cosas para la casa, ropa y sabemos que siempre va a ser poco. 

Obviamente la pandemia complicó todo muchísimo, un día esta pandemia se va a ir, pero la situación en los barrios va a continuar por eso necesitamos seguir trabajando como lo venimos haciendo e irnos adaptando de la mejor manera».

 

 

 

Compartí aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *